miércoles, 25 de agosto de 2010

3 formas de crear urgencia en el correo directo

Para aumentar sus tasas de respuesta de correo directo, aliente a sus posibles clientes a actuar ahora y no más tarde.

1- Una forma de hacerlo es poner una fecha límite a su oferta. Como regla general, establezca su fecha límite como mínimo a 6 semanas de la fecha en la cual usted envía el mailing. Para cualquier mailing que sale en septiembre o más tarde, una buena fecha límite es el 21 de diciembre.

El redactor David Yale recomienda enfatizar que la fecha límite es "final" agregando la frase "es demasiado tarde", por ejemplo: "Esta oferta por tiempo limitado expira el 21 de diciembre de 2010. Pasada esa fecha es demasiado tarde."

Para el marketing por correo electrónico, usted puede decir que la oferta es válida sólo si el destinatario responde "hoy" o "esta semana."

2- Si usted no se siente a gusto poniendo una fecha límite en su pieza de correo especifique un marco de tiempo dentro del cual el lector tiene que responder, por ejemplo: "responda dentro de los próximos 10 días."

3- O por lo menos deje en claro que es una oferta por tiempo limitado. El redactor Milt Pierce sugiere esta frase:

"Le pido que actúe rápidamente. Esta oferta es válida únicamente por un tiempo limitado. Y una vez que expira podría no volver a repetirse nunca más."



--------------------------------------------------------------------------------------------------------
Participe de un curso de capacitación lleno de ideas útiles para cerrar más ventas y alcanzar sus objetivos profesionales.

CURSO DE CAPACITACIÓN "CERRANDO LA VENTA"

En Córdoba, Argentina. 
El martes 23 de octubre de 2012, de 16.00 a 21.00
Sólo para 24 participantes.
Inscripciones abiertas. Descuento especial para inscripciones anticipadas.

Haga click aquí para leer más sobre este curso de capacitación que le muestra cómo cerrar más y mejores ventas
-----------------------------------------------------------------------------------------


jueves, 5 de agosto de 2010

En marketing directo, la clave está en "probar"

Sus precios, ¿son demasiado bajos o demasiado altos?

La única manera de saberlo es haciendo alguna clase de testeo y así obtener algunas respuestas más sólidas.

Me parece que hay muchas empresas que simplemente no tienen interés en averiguar si sus productos o servicios podrían venderse a un precio mejor. Esas empresas ponen una cifra que les parece razonable, cruzan los dedos y salen a vender.

Es una pena. Con un poco de testeo podrían encontrarse con algunas sorpresas muy placenteras.

Algunas de las variables significativas además del precio que usted podría querer testear son las siguientes:

- Su oferta. Como dijo Bob Stone, uno de los "gurúes" en el negocio del marketing directo, "las propuestas que usted le hace a los clientes pueden significar la diferencia entre el éxito y el fracaso. Dependiendo de la oferta, pueden existir diferencias en la respuesta de 25, 50 y hasta 100 por ciento."

- Su lista. Mejor que enviar su oferta a todo el mundo en una lista es contar con unos pocos nombres en varias listas y probar una oferta idéntica con cada lista. Una vez que ha obtenido los resultados, use la lista ganadora.

- Su selección de medios. ¿Cómo sabe usted cuáles son las publicaciones más apropiadas para anunciar su producto o servicio si usted no hizo algunas pruebas? No olvide además experimentar con diferentes tamaños de avisos, para ver cuál es el más efectivo.